¿Podría la tecnología restaurar la confianza de los consumidores y ayudar a reconstruir la economía?

Steve Ainsworth, director de seguridad operativa en Northgate Public Services, explora cómo la tecnología creada para tareas como la vigilancia y el manejo de multitudes podría usarse para restaurar la confianza del consumidor.

Seis meses después de que el COVID-19 pusiera de rodillas al mundo, muchos países están comenzando a flexibilizar sus medidas de confinamiento, brindándonos una tentadora visión de la vida del otro lado. Sin embargo, la amenaza para la salud de la economía sigue en alerta máxima.

Algunas personas se apresuraron felizmente a regresar a sus tiendas y restaurantes favoritos, pero será necesario convencer a muchas más de que estarán a salvo antes de salir a la calle o abordar un avión.

Vivir una pandemia ha tenido un impacto de gran alcance en la forma en que nos sentimos acerca de espacios públicos. Como resultado, las empresas y el gobierno deben restaurar la confianza del consumidor para que la gente vuelva a gastar y le dé a la economía el impulso que tanto necesita.

Una necesidad de tranquilidad

No hay duda de que las empresas están trabajando arduamente para implementar medidas de distanciamiento social al reducir la capacidad de los clientes, usar calcomanías en el piso para indicar los puntos de cola e instalar estaciones de desinfectante para manos. El problema es que no hay forma de estar seguro de qué tan cerca están las personas siguiendo esta guía.

Sin una prueba sólida de que estas medidas están funcionando, muchos consumidores simplemente se mantendrán alejados.

Pero si una tienda pudiera informar sobre su bajo número de infracciones de 'más de un metro', o una estación de tren pudiera emitir datos sobre la cantidad de espacio disponible para cada individuo durante la hora pico, ¿podrían las empresas comenzar a alentar a más personas a abandonar la seguridad? de sus casas?

El uso de las capacidades de las tecnologías existentes podría ayudar de varias maneras.

  1. Seguimiento del impacto

Hay muchas cosas que las empresas pueden hacer para demostrar que sus medidas de seguridad están funcionando, simplemente modificando las herramientas que ya se usan ampliamente. Por ejemplo, muchos proveedores de transporte y aeropuertos utilizan software de gestión de multitudes para realizar un seguimiento de las colas en las barreras de venta de billetes y el control de pasaportes.

Después del cierre, los datos de estos sistemas podrían ser fundamentales para mantener informado al público sobre la eficacia de las medidas de prevención de COVID-19, lo que contribuirá en gran medida a atraer a los clientes de nuevo a las cajas.

Este tipo de tecnología no solo lleva un registro de la cantidad de personas que ingresan y salen de un punto de venta, lo que permite al gerente de la tienda escalonar la entrada de los clientes, sino que también se puede usar junto con la detección de comportamiento, que es una herramienta común de aplicación de la ley. Un supermercado podría detectar qué tan bien las personas se apegan a las reglas de distanciamiento social en los pasillos de compras y en la caja, centrándose no en incidentes individuales, sino en las tendencias generales en el comportamiento de los clientes.

Si la tienda pudiera informar a los clientes que el 98% de las personas se desinfectan las manos al entrar, o que las tres cuartas partes de los compradores permanecen a dos metros de distancia, contribuiría a reforzar la confianza en la marca de ese supermercado.

  1. Adaptando el espacio

Cada negocio de cara al público tiene que hacer cambios en la forma en que opera para mitigar la amenaza de COVID-19. Pero es importante saber qué cambios son más efectivos y comunicar estas adaptaciones a los clientes para que sepan que su seguridad se está tomando en serio.

Los viajeros pueden desconfiar al ingresar a una estación de tren concurrida en el centro de la ciudad, pero si las autoridades de transporte pudieran identificar qué partes de la estación están más concurridas que otras y tomar medidas para reducir el volumen de personas en estas áreas, esto podría aliviar la preocupación de las personas. miedos

Por ejemplo, la tecnología de mapas de calor podría mostrar que las entradas uno, dos y cuatro de la estación son de bajo riesgo, pero la entrada tres es de alto riesgo, con frecuentes infracciones de distanciamiento social. Se podrían tomar medidas para cambiar el diseño de la entrada ampliando las puertas, reubicando un quiosco de bocadillos o moviendo una pantalla de información del tren a un área diferente.

  1. Abordar los puntos críticos de virus

El virus estará con nosotros por algún tiempo todavía. Tenemos que aceptar que es parte de nuestra vida y que no existe el riesgo. Entonces, para que la economía vuelva a moverse de manera segura en el mundo posterior al cierre, un enfoque más local podría funcionar bien.

Los ayuntamientos y los minoristas podrían analizar los datos del gobierno para identificar los puntos críticos del virus y combinarlos con información sobre el paso de personas en las calles principales y los planos de planta para identificar dónde se requieren medidas más estrictas.

Esto podría implicar que las empresas en áreas de alto riesgo usen cámaras térmicas para controlar la temperatura de todos los que ingresan a su cafetería, museo o tienda. Estos locales también podrían imponer políticas obligatorias de máscaras faciales y usar cámaras para medir el cumplimiento de los clientes. Los enfoques específicos como estos no solo crean un entorno más seguro, sino que permiten a las empresas informar sobre el éxito de las medidas que están tomando, brindando tranquilidad a la comunidad local.

El mundo en el que vivimos puede haber cambiado, pero las herramientas y la tecnología tradicionalmente utilizadas para mantener los espacios públicos seguros y libres de delitos se pueden adaptar para mantener las ruedas del comercio en movimiento durante la pandemia.

  • Facebook
  • Gorjeo
  • LinkedIn
  • Impresión

Artículos recomendados por el editor

  • Debe leer Cómo superar la ansiedad financiera durante la incertidumbre económica
  • Must Read ¿Son suficientes las medidas económicas para revertir los daños causados ??por el COVID-19?
  • Debe leer ¿Qué impacto económico tendrá COVID-19 en la inversión?

¿Cómo puedes restaurar la confianza con tus clientes?

10 maneras de generar confianza y confianza en el cliente

  1. Anticiparse a las necesidades del cliente. ¿Cómo construyes la confianza del cliente?
  2. Sea transparente sobre el conocimiento del producto.
  3. Sé dueño de tus errores.
  4. Sea claro.
  5. Comparta las experiencias de los clientes.
  6. 6. Facilite la experiencia de compra.
  7. Sea empático.
  8. Enseñar en lugar de vender.

Mas cosas…•

Lo que da confianza a los clientes

Tranquilice a los clientes revisando lo que han dicho y confirmando que lo hizo bien antes de trabajar en la respuesta o solución. Mantenga a los clientes informados. Hágales saber el estado de sus solicitudes o pedidos con regularidad para generar confianza en sus procesos. Seguimiento de los principales problemas.

¿Qué hace que aumente la confianza del consumidor?

La confianza del consumidor generalmente aumenta cuando la economía se expande y disminuye cuando la economía se contrae. En los Estados Unidos, existe evidencia de que la medida es un indicador rezagado del desempeño del mercado de valores.

¿Cuáles son ejemplos de confianza del consumidor?

Durante una expansión económica, la confianza del consumidor suele ser alta. En consecuencia, los consumidores tienden a gastar más que en otros momentos, especialmente en artículos de mayor valor y bienes duraderos (por ejemplo, automóviles y electrodomésticos). El aumento del gasto de los consumidores, a su vez, ayuda a la economía a sostener su expansión.

Video: how to restore consumer confidence

Ir arriba