Select Page

Casi no hay nada peor que ser agraviado por alguien en el trabajo. Excepto por tener que confrontar a la persona que te ha hecho daño. Desafortunadamente, los conflictos en la oficina a veces son inevitables y la única opción es lidiar con ellos de una manera positiva y profesional.

Enfrentarse a un colega no siempre es fácil, pero es posible. Cuando las cosas no van bien en la oficina, aquí le mostramos cómo mantener la calma, abordar el problema e incluso construir relaciones más sólidas con sus compañeros de trabajo en el proceso.

1. Dar el beneficio de la duda

En primer lugar, antes de sacar conclusiones (y confrontaciones), suponga que otros pueden haber actuado con las mejores intenciones y que es posible que usted no sepa toda la historia. Una vez recibí una llamada telefónica de un compañero de trabajo diciéndome que otro compañero de equipo había descrito el progreso de un gran proyecto (uno en el que yo también había estado trabajando) en una reunión a la que tenía que faltar y no lo había hecho. una vez mencionado mi nombre o contribuciones. Por supuesto, esto fue un gran golpe y estaba molesto. Pero en lugar de estar furioso en mi oficina, le pedí a ese compañero de trabajo que tomara una taza de café conmigo. Con calma le conté lo que había escuchado y cómo me hizo sentir.

Resulta que no tenía toda la información. La compañera de trabajo que inicialmente me llamó no estaba presente al comienzo de la reunión y se había perdido la parte en la que mi pareja explicó que todo lo que el grupo estaba a punto de escuchar era el resultado de nuestro trabajo en equipo. Lección aprendida.

Entonces, en lugar de asumir y permitir que se acumule el resentimiento, cuando escuche algo que lo moleste, vaya directamente a la fuente y pida una aclaración. Te sorprenderías.

2. Resista el impulso de enviar correos electrónicos

Muy pocas personas disfrutan de la confrontación, y la mayoría de nosotros hacemos lo que podemos para evitarla, incluso escondernos detrás del escudo seguro del correo electrónico. Desafortunadamente, esto solo agrava el problema. No importa cuánto le disguste la confrontación o cuán malicioso (cree) que haya sido su compañero de trabajo, tenga cuidado con lo que dice por correo electrónico. Es fácil que esas palabras escritas se interpreten de un millón de maneras diferentes, y quién sabe a dónde podría reenviarse su mensaje. Absténgase de lanzar ese correo electrónico fuertemente redactado y, en su lugar, solicite una conversación cara a cara.

3. Siéntate y habla

Incluso si el problema es más profundo que un simple malentendido, hablar es siempre el mejor lugar para comenzar. Encuentre un momento para sentarse en privado con su colega y hablar con ella sobre sus inquietudes. Explica específicamente lo que hizo; por ejemplo, "no mencionaste mis contribuciones cuando presentaste nuestro trabajo al vicepresidente el jueves" es mucho mejor que "nunca me das crédito por lo que hago". Explica cómo te hizo sentir o por qué te molesta, pero también trata de ofrecer una solución. Al centrarse en lo que ambos pueden hacer de manera diferente para avanzar, en lugar de detenerse en la ofensa, puede generar confianza, resolver el problema más rápido y ayudar a evitar malentendidos adicionales.

Por ejemplo, digamos que escuchó que su compañero de trabajo se queja de que está encabezando un nuevo proyecto. Podrías decir: “Amy, entiendo que estés preocupada por cómo avanzamos con este proyecto, pero desearía que hubieras acudido a mí antes de hablar con los demás. Estoy feliz de mis planes e ideas con usted, y me encantaría su opinión. ¿Hay preguntas específicas que tenga que pueda responder?” Además, evita ser demasiado agresivo; de lo contrario, solo la pondrás a la defensiva.

4. Escríbalo

No desea que su gerente participe en todos los problemas que tiene con cada persona, especialmente si se trata de algo pequeño o no es un problema de trabajo de buena fe (como que alguien ponga su música demasiado alta). Pero también es importante protegerse en caso de que el delito no sea solo una vez, especialmente si afecta su trabajo o sus relaciones profesionales. Si el problema puede ser grave, mantenga un registro escrito de los incidentes y sus conversaciones con su colega. Es probable que no lo necesite, pero si el conflicto se intensifica, querrá poder demostrar cómo ha manejado la situación de manera proactiva y profesional.

5. Elige tus batallas

Finalmente, tenga en cuenta que no tiene que confrontar a todos, cada vez; hacer un problema de cada pequeña cosa solo creará una tensión innecesaria en la oficina. Entonces, la próxima vez que esté molesto por ese colega que nunca lava los platos o que siempre tiene que decir la última palabra en una reunión, tómese un descanso y camine alrededor de la cuadra. Piense en el problema y considere si realmente es algo por lo que necesita ir al tatami.

Al final, reserva tu energía para los problemas reales, alguien que no está haciendo todo lo posible en un proyecto de equipo o que te está socavando deliberadamente, y deja ir las cosas pequeñas.

No importa dónde se encuentre en la vida o la jerarquía de la oficina, seguramente experimentará conflictos en el lugar de trabajo. Pero saber cómo manejarlo de manera efectiva, con profesionalismo y flexibilidad, es el boleto para salir adelante. Y al final del día, eso es realmente todo lo que puedes controlar.

Foto cortesía de Schipulites.

¿Cómo confrontar a alguien de manera profesional?

Cómo consolar a un colega: 5 buenos consejos

  1. Se Auténtico. Es perfectamente normal y aceptable preocuparse por otras personas.
  2. No Prediques.
  3. No pretendas.
  4. Ofrecer ayuda.
  5. Se respetuoso.

¿Cómo confrontar respetuosamente a un compañero de trabajo?

5 consejos para confrontar a un compañero de trabajo (antes de acudir a su jefe)

  1. ¿Vale la pena un enfrentamiento? Evitar los conflictos nunca resolvió un problema, pero ser demasiado agresivo puede resultar contraproducente.
  2. Evite el uso de comunicaciones electrónicas.
  3. Sea proactivo, no reactivo.
  4. Mantenga la calma.
  5. Sea un oyente activo.

ejemplo de como confrontar a alguien

"Sé que esto puede ser difícil de escuchar…" "Hay algo de lo que necesito hablar contigo y espero que puedas escuchar para que podamos trabajar juntos…" "Esta es una conversación difícil, pero quisiera Prefieres que escuches esta información de mí que de otra persona.."

¿Cómo le dices profesionalmente a alguien que es condescendiente?

Ser profesional. Usa el lenguaje "yo" ("Me siento devaluado como persona cuando me hablas en un tono condescendiente") en lugar del lenguaje "tú" ("Eres tan condescendiente en la forma en que me hablas"). Es menos conflictivo y más fácil de recibir. Esté dispuesto a aceptar comentarios de que puede tener un área de crecimiento propia.

Video: how to confront someone professionally