Encarecen modalidad 40 IMSS: ¿Una opción menos accesible?

El seguro social en México ofrece a los trabajadores una variedad de modalidades para proteger su salud y la de sus familias. Una de estas opciones es la modalidad 40 del IMSS, que permite a los trabajadores que ya no están activos en el mercado laboral seguir disfrutando de los beneficios del seguro social. Sin embargo, en los últimos años, se ha observado un aumento significativo en el costo de esta modalidad, lo que plantea la pregunta: ¿es realmente una opción accesible para todos?

¿Cuánto aumenta la modalidad 40 del IMSS?

La modalidad 40 del IMSS es una opción para aquellos trabajadores que deseen seguir cotizando al seguro social después de haber dejado de trabajar formalmente. A través de esta modalidad, los trabajadores pueden continuar realizando sus aportaciones al IMSS y así mantener sus derechos a prestaciones y servicios de salud.

En cuanto al incremento de la modalidad 40 del IMSS, se estima que aumentará aproximadamente a 9 mil 600 pesos mensuales. Este incremento se calculará de acuerdo al salario diario a cotizar y se aplicará gradualmente hasta el año 2030. Por ejemplo, para el año 2023 se espera un aumento del 11.166% y para el año 2024 se estima un incremento del 12.256%. Estos aumentos tienen como objetivo garantizar una mejor protección social para los trabajadores que opten por esta modalidad.

¿En cuánto se incrementa la modalidad 40?

¿En cuánto se incrementa la modalidad 40?

La modalidad 40 es un esquema de cotización especial para trabajadores mexicanos que desean garantizar su derecho a la pensión en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) una vez que se jubilen. Esta modalidad permite a los trabajadores independientes o aquellos que no están afiliados a un patrón cotizar de manera voluntaria para tener acceso a los beneficios de la seguridad social.

En cuanto al incremento de la modalidad 40, es importante tener en cuenta que el costo de esta modalidad se calcula en base a un porcentaje del salario base de cotización. Según la normativa vigente, a partir de enero de 2021, el costo de la modalidad 40 es del 11.228% del salario base de cotización. Sin embargo, este porcentaje puede variar cada año, por lo que es importante estar actualizado con las disposiciones que emite el IMSS.

¿Cuánto se pagará de modalidad 40 en el año 2026?

¿Cuánto se pagará de modalidad 40 en el año 2026?

En el año 2026, el costo de la modalidad 40 del IMSS será del 14.438 por ciento. La modalidad 40 es un programa que permite a los trabajadores independientes o por cuenta propia cotizar al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) para acceder a servicios médicos y prestaciones sociales.

Es importante mencionar que el costo de la modalidad 40 del IMSS ha ido aumentando gradualmente en los últimos años. En el año 2024, el porcentaje fue del 12.256 por ciento, mientras que en el año 2025 se elevó al 13.347 por ciento. En el año 2026, se espera que el costo alcance el 14.438 por ciento.

Es necesario destacar que estos porcentajes pueden estar sujetos a cambios y es importante consultar las fuentes oficiales del IMSS para obtener información actualizada sobre el costo de la modalidad 40 en el año 2026.

¿Qué es la Modalidad 40 del IMSS y cómo aumenta mi pensión?

¿Qué es la Modalidad 40 del IMSS y cómo aumenta mi pensión?

La Modalidad 40 del IMSS es un programa que permite a los trabajadores aumentar su pensión a través de la adquisición de semanas de cotización. Esta modalidad es especialmente beneficiosa para aquellos trabajadores que dejaron de cotizar en el IMSS por algún periodo de tiempo y desean aumentar sus semanas cotizadas.

Al inscribirse en la Modalidad 40, los trabajadores tienen la oportunidad de cotizar con un salario superior al que tenían anteriormente. Esto les permite aumentar su promedio salarial y, por ende, obtener una mejor pensión cuando llegue el momento de su retiro.

Es importante destacar que cada pago que se realice dentro de la Modalidad 40 se traduce en semanas de cotización. Estas semanas son acumulativas y se suman a las que el trabajador tenía previamente. De esta manera, se logra alcanzar el número mínimo de semanas cotizadas requeridas para acceder a una pensión.