Seleccionar página

Hace varios años, estaba en una reunión con el experto en liderazgo Michael Maccoby cuando le preguntaron cuál era la diferencia entre liderazgo y gestión. Dio una respuesta muy simple y elegante. “La gestión”, dijo, “es un rol. El liderazgo es una relación”. Los líderes no son líderes sin seguidores. La gente no sigue porque alguien tiene un título. Siguen porque un líder ha creado una conexión con algo en lo que quieren participar.

Como sabemos, las relaciones de los líderes con su gente son algo tensas en estos días. La confianza, una parte clave de cualquier relación, se ha visto dañada por la crisis financiera, la recesión, las respuestas corporativas a la recesión que a menudo eran necesarias, pero también muy difíciles. Reconstruir la confianza del liderazgo y nuestras relaciones con aquellos con quienes trabajamos es un componente fundamental del compromiso y para hacer avanzar a nuestras empresas en 2015.

Si el liderazgo es una relación, ¿cómo construimos relaciones reales en el trabajo? No relaciones transaccionales en las que nos enfocamos en las tareas y actividades necesarias para realizar el trabajo, sino relaciones en las que estamos creando un ambiente de trabajo donde la suma es mayor que las partes.

En su libro The Trusted Advisor, David Maister analiza la ecuación de la confianza, una fórmula para construir una asociación sostenida con otros. Si bien analiza la importancia de la ecuación para los asesores comerciales, describe los elementos de confianza que son clave para un liderazgo real.

La ecuación de confianza es:

Confianza = C + R + I
S

C es credibilidad. La credibilidad del liderazgo tiene dos componentes. El primero es cuánto cree su equipo en sus palabras y acciones. La segunda es hasta qué punto tienes los conocimientos, la experiencia o los antecedentes para saber de lo que estás hablando. Por un lado, es objetivo: ¿tiene las "calificaciones" para ser un líder? Por otro lado, es una respuesta emocional. ¿Te percibo como creíble? ¿Tus acciones reflejan veracidad? ¿Tienes una intención veraz? ¿Cuántas experiencias hemos tenido todos en los últimos 18 meses que nos hicieron cuestionar la veracidad de aquellos a quienes considerábamos líderes? ¿Cuál es el impacto persistente en nuestros lugares de trabajo?

R es confiabilidad. Las personas necesitan saber que pueden contar con los líderes, que el líder seguirá el camino y hablará. Los líderes deben cumplir las promesas y los compromisos. Debe haber un sentido de previsibilidad y equidad en la forma en que un líder aborda las situaciones y las personas todos los días. De lo contrario, la cuenta bancaria relacional que financia la confianza entra en números rojos.

En la Ecuación de Confianza, I es la intimidad o la capacidad de crear una conexión personal. Esto no significa que, como líder, deba su vida privada o detenerse en la vida privada de su gente. Significa reconocer que el trabajo es un lugar personal y que cuestiones como el desarrollo profesional, los ascensos, la compensación, las reorganizaciones, la contratación y el despido son intensamente personales. Como líder, la voluntad de tener honestidad emocional sobre estos y otros temas en el lugar de trabajo aumenta la confianza que su equipo tiene en usted y el compromiso que tienen con su agenda.

El efecto aditivo de la credibilidad, la confiabilidad y la intimidad se ve mitigado por cuánto perciben los demás que un líder actúa principalmente por interés propio. Si otros creen que un líder construye una 'relación' principalmente para servir a sus propios intereses, es decir, para avanzar en su carrera, para manipular una situación para obtener ventajas sin tener en cuenta las metas, las necesidades y las luchas de los demás, para eliminar la responsabilidad. y culpar a los demás: la confianza se destruye, la relación se considera falsa y el compromiso y el compromiso se desploman.

Mientras observa la participación y el compromiso en sus organizaciones este año, piense en su propia ecuación de confianza. ¿Hasta qué punto ha desarrollado una relación real con su gente?

Relacionado

¿Qué significa el liderazgo es una relación?

Afirman: "Cuando el liderazgo es una relación basada en la confianza, las personas asumen riesgos, realizan cambios, mantienen vivas las organizaciones y los movimientos. A través de esa relación, los líderes convierten a sus electores en líderes ellos mismos" (Kouzes & Posner, 2007).

¿Por qué las relaciones son tan importantes en el liderazgo?

Un gran líder usa estas relaciones para trabajar e influir en otros para lograr objetivos comunes y construir una visión compartida. Esta habilidad puede ser un aspecto importante de la formación de equipos y permite a los líderes promulgar cambios significativos.

¿Cómo construyen relaciones los líderes?

Aquí hay siete formas de establecer una buena relación con su equipo y asegurarse de que las excelentes relaciones sean la base sobre la cual construye un desempeño sobresaliente:

  1. Construir una cultura de escucha:
  2. Aprenda a reconocer la emoción en los demás:
  3. Usa el elogio:
  4. Sé un lider:
  5. Establecer altas expectativas:
  6. Hacer preguntas:
  7. Desarrollar valores compartidos.

¿Cuál es la relación entre líder y liderazgo?

El liderazgo se puede definir como el proceso de influir en un grupo, equipo u organización para ayudar a alcanzar su meta. Por lo tanto, el liderazgo puede ser ejercido por cualquier miembro del grupo y no necesariamente por el líder formal. Esa es la principal diferencia entre un líder y el liderazgo.

Video: leadership is relationship